Fútbol | Levante UD

El club espera obtener entre 1,2 y 1,5 millones con su patrocinador principal

Jason con el espónsor
Jason con el espónsor / Jorge Ramírez / LUD

La entidad se marca como una prioridad conseguir publicidad para la camiseta y trabaja el mercado asiático con varias empresas

J. MOLINSValencia

Una de las grandes prioridades del club en estos momentos es la búsqueda de un nuevo patrocinador principal, al acabar el contrato con East United, con quien han comenzado un litigio por impagos de la actual temporada. El Levante UD espera obtener unos ingresos superiores a los que tenía firmados con el grupo australiano-coreano y pide entre 1,2 y 1,5 millones de euros por cada campaña en Primera División.

El objetivo es alcanzar esa cifra, ya sea de forma fija o con un importe menor asegurado y un porcentaje en variables asequibles de cumplir para llegar a esos números. El club quiere sacar rendimiento del viaje que Quico Catalán y Javier Vich, director general, hicieron a China y siguen trabajando el mercado asiático, con la opción de poder convencer a varias empresas de que apuesten por los granotas.

El crecimiento de la Liga española y la gran expansión que ha experimentado en el continente asiático es una baza a favor del Levante, que quiere lograr unos ingresos extras en su regreso a la máxima categoría, cuando batirá su récord con el mayor presupuesto de la historia (gracias al dinero de los derechos de retransmisión televisiva), al que contribuirá el nuevo patrocinador para incrementar aún más la cifra final de ingresos. El tirón mediático de jugar en Primera División atrae a las empresas, pero el club es consciente de que va a resultar complicado lograr un acuerdo que les garantice el dinero que piden.

El contrato con East United se firmó en 2014 con la temporada ya comenzada, pero esta vez el club pretende conseguir a su nuevo patrocinador antes de que empiece la competición en agosto. Tras dos temporadas en la máxima categoría, con el descenso a Segunda los coreanos no rescindieron el contrato pero dieron por hecho que no seguía en vigor. Esto les llevó a un impago de 800.000 euros esta campaña que provocó un litigio tras la denuncia del club. El caso está en los tribunales de Australia y el Levante confía en que pronto les den la razón.

Fotos

Vídeos