La ilusión desborda el Ciutat

Aficionados hacen cola para sacarse el abono en el Ciutat.
Aficionados hacen cola para sacarse el abono en el Ciutat. / jesús signes

El Levante supera los 20.000 abonados, más del 80% del aforo total del estadioEl club sólo podrá sacar a la venta 3.500 entradas en cada partido, mientras que Bardhi y Pedro López se recuperan para el debut liguero del lunes

JOSÉ MOLINS VALENCIA.

El regreso a Primera División ha desbordado todas las expectativas en Orriols. El Levante ya ha superado por primera vez en la historia los 20.000 abonados y la afición granota está respondiendo a lo grande. La ilusión entre los seguidores azulgranas por la temporada que está a punto de comenzar es más que palpable. De hecho, con las actuales cifras el club se asegura más de un 80% del aforo ocupado durante toda la Liga. Y la totalidad de la grada de tribuna, que se agotó ayer.

Así, con una capacidad total de 24.670 asientos, la entidad sólo podrá sacar a la venta para cada encuentro en torno a 3.500 entradas, ya que la zona de la grada visitante la gestiona el equipo rival y no tienen acceso los levantinistas. La política de bajos precios del club para sus abonos y la promoción de los pases gratuitos para los seguidores que fueron a todos los partidos el año pasado han dado sus frutos para superar unas cifras que entraban en los cálculos más optimistas de la directiva granota.

El club optó hace años por sacrificar parte de sus ingresos por abonos con el fin de incrementar su masa social con precios muy bajos y gratuitos para los niños, lo que está dando ya sus frutos. Además, la Liga también premia económicamente a los clubes que presenten una imagen por televisión de grada llena, lo que compensa ese esfuerzo con los precios. El lunes en el debut liguero ante el Villarreal será la primera ocasión para comprobar si la totalidad de los abonados asisten al estadio, algo que la temporada pasada sólo ocurrió dos veces.

Para el encuentro Muñiz tuvo ayer la buena noticia de la recuperación de Bardhi y Pedro López, que realizaron por primera vez en la semana el entrenamiento completo. El macedonio es la piedra angular del proyecto, por el liderazgo y calidad que ha demostrado en la pretemporada, y su presencia en el encuentro era fundamental para el técnico. El mediapunta sufrió una lesión muscular en el obturador interno de la pierna derecha pero, a falta del entrenamiento clave de mañana previo al duelo frente a los castellonenses, estaría en condiciones de jugar. Con el capitán, por su parte, las tres semanas de inactividad le pueden pasar factura pero también llega recuperado.

Lo que está claro es que para el partido inaugural Muñiz no podrá contar con ningún fichaje más, ya que las incorporaciones por las que pelea el Levante no llegarán a tiempo. La próxima semana se presenta clave para cerrar los últimos refuerzos. En el caso de Adrián Ramos, el futbolista ha dejado claro que quiere jugar en Primera y hoy José Luis Oltra, entrenador del Granada, debe decidir si lo incluye en la convocatoria para el primer partido de Segunda o, como se da por hecho que ocurrirá, lo deja fuera de la lista, ya que está negociando su salida.

El Alavés es uno de los principales rivales en la puja por el colombiano, que percibe una alta ficha. Pero otros equipos de España y de Europa también están interesados en el futbolista. No obstante, el Levante es el mejor colocado por el deseo del propio delantero, que quiere venir a Orriols seducido por el proyecto granota.

Junto a Ramos, la otra gran prioridad azulgrana es un central, que aporte jerarquía y experiencia a la línea defensiva. Las principales opciones que maneja el club pasarían por pagar traspaso o esperar a que el jugador pretendido logre su desvinculación, ya que tienen contrato en vigor con sus equipos. Precisamente esta línea le crea problemas a Muñiz para el lunes. Sólo cuenta con Chema y Postigo, ya que Rober Pier está sancionado.

Fotos

Vídeos