El Levante blinda a Morales y hace caja con Deyverson

Quico Catalán y José Luis Morales se estrechan las manos tras formalizar la renovación de contrato.
Quico Catalán y José Luis Morales se estrechan las manos tras formalizar la renovación de contrato. / levanteud

La entidad granota traspasa al brasileño al Palmeiras por 5,5 millones, de los cuales cerca de tres irán a parar a los acreedores El madrileño amplía su contrato hasta 2019 con opción a otra temporada y su cláusula de rescisión aumenta a 20 millones

ALBERTO MARTÍNEZ VALENCIA.

Dos caminos antagónicos. Por un lado, el Levante se desprendía por cerca de 5,5 millones de Deyverson, un futbolista que no encajaba en el nuevo proyecto. Y por el otro, José Luis Morales, cada vez con más peso dentro del vestuario, ampliaba su contrato y quedaba bien blindado para evitar posibles sorpresas. El de ayer fue un día intenso en Orriols. Mientras, el club alcanzaba los 15.000 abonados, rozando ya la cifra de la pasada campaña.

Ayer por la mañana, Deyverson apareció por la ciudad deportiva de Buñol. Pero no lo hizo para entrenar, sino para despedirse de sus compañeros. A la una de la madrugada del miércoles, el Levante y el Palmeiras cerraron un jugoso acuerdo de traspaso. El delantero ya está viajando hacia Brasil, donde deberá someterse a la revisión médica.

El objetivo de Deyverson era continuar compitiendo en la Primera División española, pero ninguna de las ofertas manejadas colmaba las expectativas del club. Las mejores propuestas económicas llegaron de China y Emiratos Árabes, aunque al futbolista no le atraían estos destinos. Finalmente, el Palmeiras abonará casi 5,5 millones fijos más variables por el 70 por ciento de los derechos del ariete. En caso de un futuro traspaso, el Levante percibiría un 30 por ciento de los beneficios.

El Palmeiras pagará en plazos al Levante. De los más de cinco millones, cerca de tres servirán para seguir reduciendo la deuda con los acreedores. El resto, irá a parar a la caja del club. Y es que la entidad azulgrana debe recuperar la inversión de 1,8 kilos que realizó hace dos años para fichar a Deyverson.

Los acreedores se beneficiarán así de la plusvalía, a la que también hay que descontar los 650.000 euros que corresponden al Levante de los ingresos por traspasos efectuados en un mismo curso. Y es que la venta de Camarasa queda encuadrada, finalmente, en el ejercicio 2016-17.

Sumando los siete kilos que ha dejado Camarasa y los cerca de tres procedentes del traspaso de Deyverson, el Levante va a recortar ostensiblemente su deuda. Va a cancelar el crédito subordinado, al igual que el privilegiado de 3,5 millones que mantiene con Hacienda. Por delante, los dos que debe al Ayuntamiento y los 14,8 pendientes con Cajamar y Caixabanc, refinanciados hasta 2022 y 2034, respectivamente.

Ayer, además, el Levante amplió el vínculo con Morales, cuyo contrato se prolonga hasta 2019 con otro año opcional supeditado a la permanencia y a la disputa de un mínimo de partidos. El club azulgrana premia económicamente al extremo y le blinda con un cláusula de 20 millones. La anterior era de 10.

Adrián Ramos, una opción

El Levante está trabajando en la posibilidad de incorporar al atacante colombiano Adrián Ramos, cedido en el Granada. En Francia, vinculan a Adama Niane con el club granota.

Más

Fotos

Vídeos