«El Levante UD tuvo paciencia y eso me dio mucha fuerza para venir»

Antonio Luna, durante un entrenamiento en la ciudad deportiva de Buñol.
Antonio Luna, durante un entrenamiento en la ciudad deportiva de Buñol. / jesús signes

«Me gusta hacer un fútbol ofensivo, pero hay que adaptarse al estilo de juego que el míster quiere y viceversa», afirma el lateral zurdoAntonio Luna Jugador del Levante

ALBERTO MARTÍNEZ VALENCIA.

El Levante no tiró la toalla y obtuvo la recompensa. Los dirigentes granotas esperaron hasta el final a Antonio Luna, quien estuvo a un paso de fichar por el Sevilla. Su regreso al Sánchez Pizjuán se frustró y Orriols emergió como el destino del lateral zurdo. El pasado 11 de junio, el sevillano se convirtió en el primer refuerzo azulgrana para el proyecto de Primera División. A sus 26 años, atraviesa su mejor momento como profesional, pero quiere superarse. Y ha elegido el Ciutat de València como escenario.

-¿Cómo está siendo esta pretemporada como granota?

-Las pretemporadas siempre son duras. Además, nos ha tocado un cuerpo técnico que trabaja bastante bien el tema físico. Ha sido un poco duro, pero se trata de habituar el cuerpo y ponerle la marcha que necesitamos.

-¿Conoce al nuevo preparador físico del Levante, Moisés de Hoyo?

-Sí. Coincidí con él en mi etapa en el Sevilla y también le conozco de la cantera. Estamos en familia.

-José Campaña ya le avisó de que éste era un club familiar.

-Sí. Es un vestuario muy joven y eso siempre ayuda porque me considero joven. Son gente abierta y que intenta ayudar. Estoy muy contento.

-Usted fue el primer fichaje del equipo. ¿Cómo ve la plantilla?

-Una vez que estemos todos, tendremos que compactar el equipo y formar ese bloque que necesitamos para dar guerra en Primera División.

-En su presentación oficial habló de mirarse en el espejo del Eibar. ¿El Levante está preparado para ser el equipo revelación?

-El equipo viene de Segunda y tiene que demostrar las cosas este año, aunque ya tenga una larga historia y experiencia en Primera. Para mí, se parecen ambos clubes bastante. Tenemos que seguir un poco esa línea, tener claro cuál es nuestro objetivo, que es la permanencia, y competir muchísimo durante los 90 minutos todos los partidos de la temporada. Y, a partir de ahí, si tenemos la suerte de conseguir el objetivo pronto, pelearemos por otras cosas, pero teniendo siempre claro que nuestro objetivo es la permanencia, como el de siete u ocho equipos más.

-Este verano estuvo muy cerca de regresar al Sevilla. ¿Llegó a dar por hecho el fichaje?

-Hubo momentos en que creía que se podía cerrar porque lo que me transmitía el Sevilla era que había un interés fuerte y que sólo había que esperar el visto bueno del entrenador. Pero, conforme fue pasando el tiempo, me di cuenta de que se iba alejando un poco. Entonces empezamos a tratar con más fuerza el tema del Levante y el de otros equipos interesados. Pero con más fuerza el Levante, que fue el que mostró desde primera hora el interés real que tenía en mí.

-¿Berizzo, nuevo técnico hispalense, abortó su llegada al Sevilla?

-No, porque realmente tomamos la decisión antes de que llegara el míster. Pensábamos que podía ser Berizzo el entrenador, pero hasta que no fuera el oficial el Sevilla no podía decir si realmente me fichaba. Querían contar con el visto bueno del entrenador y nosotros también. Pero no se hizo y estoy aquí porque he querido. Nadie me ha obligado a venir.

-Tenía un amplio abanico de opciones de futuro, pero apostó por un equipo que acaba de ascender.

-Para venir nos hemos basado en algo muy sencillo. Nosotros pedíamos una serie de condiciones que el Levante ha aceptado. Y, por supuesto, está el interés real que ha tenido desde el primer momento y la paciencia que ha tenido entendiendo que nuestra prioridad era el Sevilla porque he pasado muchos años allí y es mi casa. Ellos aceptaron eso, lo entendieron y siguieron con el interés real. Y eso me dio mucha fuerza para venir aquí.

-¿Cuáles eran esas condiciones?

-Deportivas, económicas, de cara al futuro, el contrato... Prácticamente todas. Era una oferta que, por todas esas condiciones que cumplía, no podíamos rechazar.

-Competirá por el puesto con Toño García. ¿Tienen un perfil parecido?

-Cuando se puede, intento proyectarme en ataque. Me gusta hacer un fútbol ofensivo, pero hay que adaptarse al estilo de juego que el míster quiere y viceversa. Pienso que el míster también se tiene que adaptar un poco a los futbolistas que tiene.

-Con 26 años, ya ha pasado por la Premier League y la Serie A, coincidiendo en esas ligas con Campaña.

-Nos ha tocado desde jovencitos dar muchas vueltas. No es una cosa que me agrade. Pero se sabe cómo es esto del fútbol. Hay que tener un poco de suerte y demostrar que uno está capacitado para estar ahí. Ahora, por suerte, estoy en el Levante para cuatro años y ojalá sean muchos más.

-¿Cómo es Antonio Luna dentro y fuera del campo?

-Fuera me considero un tío normal, abierto y sociable. Me gusta conocer a la gente y tratar con todo el mundo. Y dentro del campo me gusta sobre todo competir. Mi principal baza es que soy competitivo.

-¿Está en su mejor momento?

-Sí. Los dos últimos años han sido sin duda mis mejores momentos. Es cuando he tenido más continuidad. Es verdad que la racha y la dinámica del equipo ha acompañado. Se ha juntado todo y ahora estoy en mi mejor momento. Espero que este año todavía sigamos hacia arriba.

-El pasado mes de octubre, salió a la luz un vídeo en el que aparecían usted y Sergi Enrich, compañero suyo en el Eibar, manteniendo relaciones sexuales con una mujer. ¿Cómo le afectó la polémica?

-En su día, por supuesto que afectó no sólo personalmente, sino también deportivamente. Pero son situaciones que vienen así y hay que afrontarlas y seguir hacia delante, mejorando y creciendo.

-¿Cómo ha quedado ese asunto?

-Eso ya ha acabado. Y estoy pensando en el fútbol, que es lo que yo quiero y lo que me conviene.

Fotos

Vídeos