Las Provincias

Levante UD

El Levante UD aumenta su oferta por el canon de los terrenos de Nazaret

  • El club está dispuesto a llegar a 175.000 euros durante medio siglo o 200.000 si empieza a pagar a los cinco años, y el Puerto debe decidir

Las negociaciones por la futura ciudad deportiva del Levante se encuentran en su momento álgido y el club granota quiere realizar un esfuerzo para hacerse con los terrenos de Nazaret. Por eso, aunque considera exagerado el canon que les exige Puertos del Estado por la concesión de la zona, de 240.000 euros, la entidad de Orriols ha subido su oferta con el objetivo de llegar a un acuerdo con el organismo dependiente del Ministerio de Fomento.

El club llegaría hasta los 175.000 euros anuales para una concesión de los terrenos durante 50 años, una cifra que supera en más de 60.000 euros la anterior cifra presentada y que fue rechazada. No obstante, sigue estando lejos de la cantidad que exige Puertos del Estado. Aunque hay otra alternativa que también se ha puesto sobre la mesa en la negociación con la Autoridad Portuaria de Valencia. Se trata de una propuesta con plazos de carácter variable, en la que se abonaría un canon superior, de 200.000 euros anuales, pero que se empezaría a pagar a los cinco años de alcanzar el acuerdo para construir la ciudad deportiva. Durante ese primer lustro el club sólo pagaría 7.000 euros al año, y tras diez años a los 200.000 se le sumaría el IPC.

Esta mañana en el pleno del Ayuntamiento de Valencia, el concejal de Desarrollo Urbano, Vivienda y Movilidad propondrá aprobar las bases para el acuerdo entre el consistorio y la Autoridad Portuaria sobre el Plan de Ordenación Urbana Nazaret Este, donde irá ubicada una gran zona verde y también la que se pretende que sea la ciudad deportiva del Levante, de 88.000 metros cuadrados de superficie.

Una vez se apruebe este plan, a partir de mañana se intensificarán las conversaciones entre el club y el Puerto para tratar de cerrar el asunto. El Levante espera que los próximos días sean claves y que Puertos del Estado no tarde mucho en adoptar una decisión sobre si acepta una rebaja del canon o se mantiene inflexible. Aunque desde el organismo gubernamental se expresa que los 240.000 euros que piden no admiten descuentos, ya que es un precio que fija Hacienda en función de los metros cuadrados y el valor de la zona, lo que dejaría al Levante sin margen de maniobra.

El club argumenta que al hacerse cargo de las obras para la construcción de la ciudad deportiva ya se gastaría unos diez millones de euros y daría valor a una zona que ahora mismo está descuidada. Además ha hecho saber al Puerto que varios municipios cercanos a Valencia se han puesto en contacto con ellos para ofrecerles terrenos industriales que podrían ser recalificados a deportivos para construir en ellos la ciudad deportiva. Aunque la entidad granota prefiere que sus campos de entrenamiento estén en el futuro en Nazaret, las condiciones económicas pueden empujarle a aceptar las propuestas mucho más accesibles de otras zonas, mucho más cercanas que Buñol y con buenas conexiones de transporte público desde la ciudad.

Y es que la actual ciudad deportiva seguiría siendo del club, que está empezando a buscar fórmulas para sacarle un beneficio cuando esté construida la nueva, algo que se prevé que ocurra en 2019. Un alquiler de los terrenos al Consejo Superior de Deportes o a la Federación sería una posible solución, entre las que se han barajado por ahora como iniciativas. Entre el dinero que sacarían por ello y el ahorro que supone dejar de poner autobuses diarios para que vayan a entrenarse las categorías inferiores a Buñol, el Puerto considera que el dinero exigido no es tan alto para un club de élite como el Levante.