Las Provincias
Levante UD

Muñiz se aparta por ahora del diseño de la plantilla

Muñiz, pensativo en un entrenamiento del equipo. :: jesús signes
Muñiz, pensativo en un entrenamiento del equipo. :: jesús signes
  • «Tito y Carmelo saben que no quiero escuchar nada del año que viene y no me comentan nada. Para mí, lo primordial es esta temporada», avisa

  • El técnico del Levante evita planificar a la espera del ascenso

La misma cautela que muestra dentro del vestuario a la hora de dirigirse a sus futbolistas asoma cuando se encuentra con los responsables de la dirección deportiva del Levante. El entrenador granota, Juan Ramón López Muñiz, mantiene una fluida relación con Tito y Carmelo del Pozo, quienes ya han puesto en marcha la maquinaria para preparar la plantilla de la próxima temporada. Sin embargo, el técnico asturiano les ha lanzado un claro aviso. Prefiere mantenerse completamente al margen de la planificación mientras esté en juego el ascenso a Primera División. Es su manera de evitar distracciones.

El Levante luce una ventaja de 17 puntos respecto a los puestos de promoción a falta de 16 jornadas para que concluya la Liga. Una holgura que invita a pensar que sólo una catástrofe impediría la consecución del objetivo. Tito y Del Pozo, de esta forma, ya han comenzado a moverse en el mercado de fichajes contemplando la Primera División como escenario probable. Actúan con una lógica previsión. Paralelamente, trabajan con la hipótesis de que el equipo permanezca en Segunda.

Unas gestiones de las que Muñiz ha querido apartarse. «Tito y Carmelo saben mi discurso. Yo del año que viene no quiero saber absolutamente nada. Sólo quiero saber que el domingo estamos preparados para competir. Es así. Ellos lo saben y no me comentan nada», explicó ayer el entrenador azulgrana.

Una posición que el técnico desea mantener hasta que quede sellado el ascenso a la máxima categoría. «Para mí, lo primordial es esta temporada. El año que viene, quién sabe qué va a pasar. Cuando consigamos algo esta temporada, se podrá valorar la siguiente y si sigue aquí todo el mundo... No sé lo que va a pasar. En la vida personal ya me cuesta mucho trabajo hablar de dentro de un mes, porque nunca sabes qué va suceder. Y el fútbol es mucho más cambiante. Ello saben que no yo quiero escuchar nada del año que viene y procuran no decirme nada del año que viene», añadió.

Muñiz aparca tanto la planificación de la plantilla como su propio futuro. En caso de subir, su contrato se prolonga automáticamente otro curso, pero hay sintonía entre el club y el técnico de cara a una ampliación. Ambas partes comparten la predisposición a entablar una negociación cuando se alcance el ascenso.

La única preocupación del entrenador pasa por el partido de mañana contra el Sevilla Atlético en el Sánchez Pizjuán. Muñiz pide prudencia a sus hombres: «Entiendo que fuera se desate la euforia. Es una buena señal porque quiere decir que se está haciendo un buen trabajo. Pero dentro no puede haber euforia mientras no se consiga nada. El equipo está haciendo una gran temporada, pero esta temporada está basada en la humildad, el orden y el trabajo. Y eso no se puede perder porque todavía quedan cuatro meses de competición».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate