Las Provincias

Levante UD
Míchel Herrero, durante un partido de la presente temporada. :: carla cortés
Míchel Herrero, durante un partido de la presente temporada. :: carla cortés

Míchel Herrero, futbolista del Valladolid: «Jugar ahora ante el Levante UD es como hacerlo contra un equipo de Primera»

  • «Nunca olvidaré el año que jugué allí porque fue histórico y muy bonito para todos», afirma el de Burjassot, que regresaría encantado a Orriols

Míchel Herrero puso su firma en el mejor Levante UD de la historia, ese equipo que alcanzó los octavos de final de Europa League en su primera, y de momento única, aventura internacional. El mediapunta de Burjassot recuerda sus goles al Hannover 96 y el Twente. En el conjunto azulgrana, sólo permanecen cinco futbolistas que participaron en aquella temporada: Pedro López, Rubén, Roger, Jason e Iván. El pasado verano, se consumó el cambio de ciclo. El atacante, ahora en el Valladolid, se medirá mañana a unos granotas que ya miran hacia Primera.

-¿Qué supone para usted este encuentro?

-Tengo muchas amistades en el Levante, tanto en la directiva como en el vestuario. Nunca olvidaré el año que jugué allí porque fue histórico y muy bonito para todos.

-¿Cómo está viviendo la actual temporada en el Valladolid?

-A nivel personal, muy a gusto, jugando todo. Viniendo de China, tenía ganas de volver a disfrutar de la Liga y de España. Y a nivel colectivo, nos falta ese puntito para estar arriba, que es nuestro objetivo.

-¿Tienen la presión de clasificarse para el play off de ascenso?

-No. El año pasado había un gran equipo y, por las circunstancias que fueran, pelearon por no descender. Este año, en un principio era no descender y luego llegar lo más alto posible. Nosotros queremos cuanto más mejor. Nos gustaría entrar en el play off y ascender. Ojalá. Pero bueno, hay que pensar partido a partido. Ahora tenemos un partido muy importante contra el Levante, el equipo más difícil de la categoría. Tenemos que dar el 120 por ciento para ganar.

-¿Los rivales afrontan con una motivación añadida los partidos contra el Levante?

-Sí. Cuando te enfrentas al primer clasificado, al equipo que está haciendo unos puntos increíbles, hacer un buen partido y ganar te da mucha más motivación que contra cualquier rival de Segunda. En nuestra situación, nos vendría muy bien y nos daría un nivel alto de confianza.

-¿Le sorprende la dinámica del Levante o entraba en sus previsiones?

-Sabía que iban a subir, porque es un club que tiene que estar en Primera División. Ha seguido prácticamente con los mismos jugadores, salvo algunas incorporaciones muy buenas. El club va a volver este año a donde se merece.

-¿Posee futbolistas de Primera?

-Claro que sí. Hay futbolistas de Primera. Lo han demostrado. Hay calidad y también profesionalidad. Ahora mismo es como jugar contra un equipo de Primera División.

-¿El pasado verano contó con opciones de regresar al Levante?

-Mi verano no fue fácil, porque tenía que rescindir con el club chino (Guangzhou). Se resolvió todo a última hora y los equipos ya tienen las plantillas hechas y es difícil entrar. Ojalá. Pasé una buena etapa allí y me encantaría.

-¿Entonces le gustaría volver?

-Obviamente. Mi ciudad, mi familia... A cualquiera. La etapa que pasé en el Levante nunca se olvidará.

-Carmelo del Pozo, secretario técnico del Levante desde el pasado verano, lo fichó en su día para el Hércules y el Oviedo.

-Sí. No es que hubiera opciones o no. Mi cabeza estaba en verano en rescindir en China y volver a la Liga.

-El Guangzhou pagó por usted cuatro millones en diciembre de 2014. En ese momento, estaba cedido en el Getafe por el Valencia.

-Sí. Fue una negociación dura porque Ángel Torres -presidente del Getafe- pedía más, pero al final llegamos a un acuerdo todos. No era fácil salir de allí porque habían apostado mucho dinero.

-¿Cómo fue su andadura en China?

-Fue un año diferente, un fútbol diferente, costumbres diferentes... Pero no me arrepiento para nada. Es algo que también te enseña en la vida.

-En el último mercado, los clubes chinos se han gastado 400 millones de dólares en fichajes.

-Cada vez habrá más dinero y más jugadores que se marcharán allí. Ahora mismo, ellos no tienen el fútbol como deporte rey, pero cada vez les gustará más el fútbol y subirán su nivel a base de llevar gente de Europa.

-¿Ha recuperado su mejor versión?

-Sí. Me costó entrar, pero ahora mismo estoy casi a mi mejor nivel. Antes de irme a China, estaba al máximo nivel en todos los equipos. Y ahora lo estoy intentando recuperar.

-¿Está orgulloso de haber formado parte del mejor Levante de la historia y haber marcado en Europa?

-Sí, eso nunca se olvidará, porque es algo histórico para el Levante. Sentirte partícipe es muy bonito. Ese año marqué bastante goles y por eso le tengo un cariño especial al Levante.

-No pudo seguir en Orriols.

-No pude. El Valencia tenía la opción de recompra y yo no podía decir nada. La ejercieron y me tuve que ir.

-¿El 'caso Barkero' acabó ensombreciendo aquella temporada?

-Para nada. Eso es extradeportivo y, dentro del campo, no nos afecta.

-Ha habido un cambio de ciclo. ¿Cómo vivió desde fuera el final de la etapa de Manolo Salvador como director deportivo del Levante?

-Me extrañó mucho porque Manolo Salvador llevaba mucho tiempo allí, pero todo tiene un final. El trabajo que han hecho Tito y Carmelo es excepcional y está dando sus frutos. Eso es lo importante.

-Estuvo en la última campaña del Valencia antes de la llegada de Peter Lim. ¿Qué le parece el rumbo del conjunto blanquinegro?

-Cuando me fui al Getafe, llegó Lim. Llegaron jugadores nuevos y entrenador nuevo. Están haciendo grandes incorporaciones, con mucho dinero, pero es verdad que el nombre no lo hace todo y se necesita otras cosas. El Valencia tiene una plantilla muy buena a nivel individual, con jugadores importantes, y será cuestión de tiempo que salga eso adelante.