Las Provincias

Levante UD

José Luis Morales: «Todos deseamos marcar el gol del ascenso. No es fácil la temporada aunque lo parezca»

  • El futbolista del Levante UD cumple cien partidos como granota: «No me podía ir por las ofertas que llegaban ni presionar para salir. Le debo todo a este club»

valencia. José Luis Morales redondeó ayer su historia en el Levante. El madrileño alcanzó los cien partidos con la camiseta del primer equipo azulgrana. Un hito que celebró recuperando la titularidad dos jornadas después y participando en la victoria contra el Almería. Los tres puntos sumados ante el conjunto andaluz permiten allanar todavía más el camino de regreso a la Primera División. «Todos deseamos marcar el gol del ascenso. Pero si lo marca otro compañero, yo estaré igual de feliz porque habremos conseguido algo muy bonito y algo que se merece toda la gente que nos está siguiendo desde que desgraciadamente descendimos a Segunda. Nos sentimos muy arropados», admitió el extremo después de un encuentro especial para él.

«Estoy muy orgulloso de haber conseguido el partido número cien. Que vengan muchos más. Yo se lo agradeceré al Levante toda la vida porque, gracias a ellos, he podido conseguir todo lo que estoy consiguiendo. Por suerte, lo hemos podido celebrar con una victoria. Estoy feliz», destacó Morales, quien en menos de tres años se ha convertido en uno de los pesos pesados del vestuario.

Se alza como el cuarto capitán del equipo. Se hizo un sitio en la primera plantilla del Levante en 2014, cuando contaba 27 años. Hay ciertos partidos grabados en su mente: «Me quedo con el día del debut, en San Mamés. También con el de mi primer gol en Primera, que fue en Eibar y desgraciadamente no pude celebrarlo. Y con todos los derbis que hemos conseguido ganar en casa, sobre todo el de mi gol». El equipo ya tiene pie y medio en la máxima categoría: «Debemos seguir en esa línea y no podemos relajarnos. No está siendo fácil la temporada aunque lo parezca. Son muchos puntos de diferencia, pero es un trabajo diario y los fines de semana se ve reflejado».

Este curso, Morales está encontrando más dificultades que en los años anteriores para desbordar por la banda. Sus dos goles han llegado entrando desde el banquillo: «Se dice que es más fácil adaptarse cuando subes de Segunda B a Segunda que cuando bajas de Primera a Segunda. La Segunda B es muy parecida. En Primera, las transiciones son mucho más rápidas y los equipos son menos defensivos. Intentamos ayudar en lo que podemos. Cuando se puede desequilibrar, hacerlo. Y cuando no, trabajar defensivamente».

El pasado verano, pese al descenso, el extremo decidió quedarse en Orriols: «Había jugado 36 partidos, había hecho siete goles y seis o siete asistencias... No me podía ir del Levante por las ofertas que llegaban. Ni salir cedido ni presionar al club, porque yo le debo todo al Levante. Tenía muy claro que la oferta tenía que ser la que aceptara el club. Yo no iba a forzar ninguna situación. No llegaban ofertas que al club le interesaban. En la concentración de Campoamor, tenía decidido que iba a quedarme y quería ayudar al equipo a subir a Primera. Está saliendo bien, pero si hubiera salido mal tampoco estaría arrepintiéndome de esa decisión».