Las Provincias
Levante UD

La Fundación del Levante aprueba su nuevo patronato y en junio elegirá presidente

fotogalería

Los nuevos patronos, ayer durante la reunión. :: irene marsilla

  • Murria, como exdirigente del club y los otros seis accionistas votados en la junta serán los próximos miembros, y Fuertes se despide

valencia. Ha sido un proceso largo, trabado por la lentitud burocrática, pero al fin la Fundación del Levante estrenó ayer su renovado organigrama. El patronato tuvo su primera reunión con los nuevos miembros, que dieron luz verde para la composición definitiva, que se completará en unas semanas. Aunque no hay una fecha oficial, se prevé que el próximo 19 de junio se llevará a cabo la siguiente reunión, en la que tomarán posesión de su cargo los siete miembros que faltan y se elegirá al nuevo presidente.

Un total de 16 patronos estaban citados ayer a las 17 horas en el estadio Ciutat de València para iniciar el nuevo camino del máximo accionista del club. Tan solo faltaron el presidente de la Federación Valenciana de fútbol y los Veteranos, que delegaron su voto. El resto fueron todos. La atención estaba en los seis que fueron designados en la junta de accionistas de diciembre y que asistían por primera vez. Sebastián Zaragozá, Mª Dolores Boluda, Federico Ferrando, Dionisio Montesinos, Vicente Furió y Rafael Poveda ya son miembros de la Fundación de pleno derecho. Ellos, junto a los siete institucionales y los tres consejeros (Quico Catalán, Luis Calero y Paco Fenollosa) votaron la composición definitiva del patronato.

Para ello hacían falta siete nuevos miembros, que fueron propuestos ayer y serán confirmados en junio. Seis salen de los segundos más votados de cada tramo accionarial en la pasada junta: Jesús Miguel Crespo, Manuel Moreno, José Luis Marín, Kika Ruiz, Javier García Murillo y José Miralles. Y la última plaza, reservada a un expresidente del club, será para Juanjo Murria, a falta de que él acepte. Ese fue el resultado de las votaciones de la reunión de ayer, en la que no hubo unanimidad por dos votos en contra. Aunque es cierto que no se vio ni rastro de la tensión que marcó las últimas citas, en plena venta frustrada de acciones a José Luis López.

Luis Calero, que volverá a ser secretario de la Fundación, explicó todos los movimientos del organismo en los últimos meses, como la aprobación de los nuevos estatutos y el estado de las cuentas, con los pagos al día. Javi Vich se mantiene como gerente, mientras que fueron designados interventores Dionisio Montesinos y Vicente Furió. En la cita de junio, además de completar el patronato, se elegirá al nuevo presidente, y el propio Furió es uno de los candidatos. También se nombrará a la nueva comisión ejecutiva, responsable de la gestión diaria de la Fundación.

Pero el foco no sólo estaba en las caras nuevas, sino también en José Manuel Fuertes, que ayer se despidió al cesar oficialmente como presidente de la Fundación, tras ocho años de intenso trabajo, en los que el organismo se hizo con la propiedad de la mayoría de las acciones, refinanció la deuda con el banco y ha cumplido con los pagos e impulsó las iniciativas sociales. Fuertes, que asistió a la reunión, comunicó su adiós. «Cuando me llamaron para ayudar a sacar adelante este proyecto, el Levante estaba moribundo, en concurso de acreedores y con la sombra de la desaparición acechando. El Levante actual es un iceberg, lo que se ve es una mínima parte de lo que somos, el trabajo silencioso es la base del éxito de nuestro equipo. Ahora me aparto de la primera línea, aunque si el club me vuelve a llamar, allí estaré», expresó.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate