Rubén, cedido al Sporting y el club negocia el fichaje de Rober Pier

J. M. VALENCIA.

La configuración de la plantilla levantinista va más despacio de lo previsto pero poco a poco se producen movimientos. Ayer se cerró la cesión de Rubén García al Sporting de Gijón para la próxima temporada, y el club ha exigido que el de Xàtiva tenga protagonismo en el equipo asturiano, ya que los rojiblancos deberán pagar una compensación si el futbolista carece de minutos.

Los equipos más potentes de Segunda División habían pedido la cesión de Rubén. El Huesca, a través de Rubi, fue uno de los que más fuerza hizo, pero el jugador ha optado por irse al Sporting, candidato al ascenso. Muñiz ya dejó claro a Rubén que iba a tener pocas opciones de jugar y que lo mejor sería salir cedido, como así ha ocurrido, pero para ello tuvo que renovar una temporada más. Ahora los que más opciones tienen de marcharse con Saveljich y Espinosa, con propuestas de equipos pero sin que se concrete ninguna.

En cuanto a fichajes, la situación de Rober Pier ha dado un vuelco y del pesimismo de hace unos días se ha pasado al optimismo. El Deportivo ha aceptado negociar con el Levante una nueva cesión del joven central, incluyendo opciones de compra y de recompra para los coruñeses. En Orriols hay optimismo de que finalmente se pueda cerrar una operación que se pretende desde mayo. Además, por Tomás Pina y Samu García no se han producido movimientos significativos, ya que el club granota no ha comenzado a negociar con el Brujas y el Rubin Kazán, respectivamente, para ficharlos.

Fotos

Vídeos