Levante UD | Sólo seis jugadores siguen desde el descenso

Morales disputa el balón con Ivi en un entrenamiento.
Morales disputa el balón con Ivi en un entrenamiento. / j. ramírez/lud

Muñiz destaca que el equipo ha regresado a la máxima categoría «para quedarse» y que debe vivir cada partido «como si fuera el último» El Levante ha revolucionado la plantilla en su vuelta a Primera

JOSÉ MOLINS VALENCIA.

En mayo de 2016 el Levante vivió sus peores momentos de los últimos años. El equipo quedó muy tocado pero el club se puso manos a la obra y como resultado, un año y tres meses después los granotas volverán a disputar un partido de Primera, mañana contra el Villarreal. Aunque por el camino ha habido una necesaria revolución de la plantilla. Sólo seis jugadores de los que consumaron el descenso a Segunda continúan ahora mismo en Orriols.

Entre los que causaron baja el pasado verano y los que se han marchado este año, los supervivientes de la última etapa en la máxima categoría se reducen a media docena. Se trata de los capitanes Pedro López e Iván, José Luis Morales, Toño, Verza y Jefferson Lerma. Todos ellos han ido ganando importancia en el césped y especialmente en el vestuario para convertirse en los líderes del conjunto azulgrana por su experiencia.

Vallecas acogió el último partido del Levante en Primera el 15 de mayo del año pasado. Iván López, Lerma y Verza fueron titulares, mientras que Morales entró en la segunda parte. Junto a los seis futbolistas, Roger también estuvo en la primera vuelta de aquella temporada, pero se marchó cedido en enero. Además, otros jugadores como Camarasa, Deyverson y Rubén han abandonado el club este verano.

Los cambios en la plantilla han sido profundos y otra de las características del equipo que ha formado el Levante es la poca experiencia que tienen muchos de sus jugadores en Primera. Seis de ellos no han debutado todavía en la máxima categoría. Postigo y Chema, dos pesos pesados del equipo, no han jugado nunca entre los grandes, y junto a ellos, los nuevos fichajes Bardhi, Doukouré, Lukic y Boateng. Además, otros como Rober Pier, Raúl Fernández, Ivi y Jason sólo han tenido participaciones testimoniales en Primera.

Para todos ellos llega mañana la hora de la competición. Muñiz se siente satisfecho con la configuración de la plantilla hasta ahora. «Se mantiene el bloque de jugadores del año pasado. Somos un equipo joven que tiene que tener hambre e ilusión». Y respecto a los futbolistas sin experiencia, indicó: «Tienen una oportunidad para poder crecer. Hay que tomarlo por el lado positivo. Son jugadores que quieren crecer y que quieren demostrar que pueden tener carrera en Primera por muchos años. La experiencia sólo se coge trabajando».

El técnico regresa a un banquillo de Primera siete años después. «Hay que vivir cada domingo como si fuera el último», expresó ayer el asturiano, que se mostró ambicioso: «No nos ponemos techo, el objetivo es que el equipo compita bien». El entrenador tiene claro que el Levante debe mostrar sus señas de identidad desde el inicio: «Tenemos una oportunidad importante para demostrar que somos un buen equipo que ha llegado para quedarse. Debemos tener ilusión para que esto sea duradero. El equipo está preparado. Intentaremos hacerlo lo mejor posible en cada partido».

Fotos

Vídeos